4 ideas para comer en la playa

Desde EatOut somos conscientes que con la llegada del verano, lo que más apetece es ir a la playa a disfrutar del buen tiempo. Sin embargo, pasar el día entero allí entraña un problema: la comida. Siempre es posible acercarse a algún establecimiento FrescCo y equiparse con platos saludables y frescos que nos permitan cuidar un poco nuestra dieta.

Otros en cambio prefieren elaborar sus platos ellos mismos. El único inconveniente es que tras varios días, las ideas parece que comienzan a terminarse. Es por ello que nos gustaría aprovechar estas próximas líneas de nuestro blog para acercarte cuatro recetas ideales para el verano y para llevar contigo a la playa.

Tortilla de patatas

Sí, lo admitimos. Es muy típico. Pero, ¿quién se resiste a una deliciosa tortilla de patatas mientras está en la playa? Ya sea en bocata, con un tenedor o con las manos. Es imposible decirle que no a esta receta tan nuestra, tan veraniega, tan sabrosa.

Además se trata de una receta de fácil preparación, ya que sólo se necesitan patatas, huevos, aceite y sal. El eterno debate de la cebolla mejor dejarlo para cada uno.

Boquerones fritos

Con la llegada del verano y la visita a la playa es momento de disfrutar del pescado, de cualquier tipo y en diferentes recetas. Sin embargo, muchos lo desechan porque resulta incómodo de llevar hasta la arena.

Sin embargo, nada es imposible en esta vida. ¿Por qué no disfrutar de unos maravillosos boquerones fritos? Lo mejor de esta receta es que se pueden degustar tanto en frío como en caliente, por lo que no habrá excusa alguna para no probarlos.

Sólo habrá que cubrirlos de harina (hay una especial para pescado, más gruesa), un toque de sal y freírlos en abundante aceite. Más fácil es imposible

Ensalada de pollo, manzana y salmón

Pero, sin duda, que si tuviéramos que elegir un plato estrella para los días de playa, éste sería las ensaladas. Por suerte, existen muchísimas posibilidades para elegir aquella que más case con el gusto de cada uno.

Nosotros te traemos una algo diferente, con pechuga de pollo (a la plancha o asada), con 1 o 2 manzanas al gusto, con salmón ahumado y acompañados por huevo cocido, tomate cherry y un poco de salsa rosa. Una auténtica delicia.

Filetes rusos

Para terminar, un poco de carne para los carnívoros. Los filetes rusos son la opción perfecta, ya que están riquísimos fríos o calientes y su tamaño permite comerlos sin necesidad de cuchillo y tenedor. Además, puedes acompañarlos con una salsa para mojar.

Como has visto, comer en la playa no es tan difícil como uno podría pensar. Sólo hay que proponérselo. Y si te da pereza o no tienes tiempo, siempre te puedes acercar a algún establecimiento de nuestra red de franquicias. Si necesitas ayuda, ponte en contacto con nosotros y te atenderemos de la manera más profesional, resolviendo cualquier duda que pudieras tener.