Guía para ser un comensal de 5 estrellas

Siempre que acudimos a un restaurante, exigimos la mejor atención y servicio. En el restaurante Ribs del grupo empresarial Eat Out, así como en todas las franquicias que trabajamos, el buen ambiente y la comida de calidad son la base de nuestro éxito. Para nosotros es una cuestión prioritaria que el objetivo de la estrategia de negocio, sea conseguir la máxima satisfacción del cliente. Como meta establecemos la excelencia y consideramos que una gestión profesionalizada de nuestros restaurantes es lo que nos ha permitido consolidarnos como franquicia en el sector de la hostelería y la restauración. Asimismo, cuando somos nosotros quienes acudimos a un restaurante, es importante ir predispuestos a otorgar una experiencia gratificante al personal del mismo. ¿Sabes cómo? A continuación te contamos cómo ser un comensal de cinco estrellas.

  1. Conecta y sé empático con el camarero: El lenguaje gestual en muchas ocasiones es determinante para conectar con las personas. Además, en caso de que en su uniforme lleve una placa o tarjeta con su nombre, dirigirte a él de manera personalizada hará que se genere un agradable vínculo desde el principio y te orientará para brindarte un mejor servicio.
  1. Pregunta por recomendaciones de la casa: Conocer la elaboración de algunos platos o saber cuáles son los principales ingredientes, es algo que no solo te llevará a quitarte el peso de la indecisión, sino que también favorecerá una relación de cordialidad con el camarero. Ante tal petición, lo más probable es que el camarero te pregunte por tus gustos y te sugiera alguna de las propuestas culinarias de la carta, como sucede en nuestras franquicias de Ribs.
  1. Reserva mesa y procura ser puntual: La organización de cualquier restaurante, es algo compleja. Siempre que acudas a uno lo más recomendable es reservar mesa. No llegues mucho antes de la hora acordada, ya que igual tienes que esperar. En caso de que creas que vas a llegar tarde o si finalmente no puedes acudir, no dudes en llamar para comunicarlo. Se trata de algo que se agradece mucho, ya que el local podrá dejar libre esa mesa para cubrirlo con otro servicio.
  1. Infórmate sobre el código de vestimenta: En muchas ocasiones, lo que nos hace sentir relajados y cómodos en una comida, es el ambiente del local. Saber el tipo de restaurante te ayudará a decidir cómo ir vestido para estar en consonancia con el mismo. En los locales del grupo Eat Out el ambiente es informal y desenfadado.
  1. Sé paciente: Una comida es un momento de relax y de disfrute. Si en algún momento el plato no es de tu agrado, no dudes en comunicarlos con buenas formas al personal. Ellos se mostrarán dispuestos a mejorar el servicio con lo que necesites.