Principales tipos de pan

Desde hace siglos el pan ha sido un alimento básico en nuestra mesa. Por los ingredientes que contiene, su consumo es muy beneficioso para nuestra salud. Sin embargo, en los últimos años se ha generalizado el pensamiento de que este alimento engorda y, en muchos casos, es excluido erróneamente de la dieta. En realidad, no tiene mucho sentido reducir el consumo de un alimento natural que aporta numerosos beneficios para la salud, gracias a su aporte en proteínas, fibra o vitamina B, entre otros. Además, es un producto bajo en grasa y saciante, lo que le convierte en el ingrediente estrella de cualquier comida. En Pans & Company somos expertos en pan, encontrarás diferentes variedades y todos ellos acompañados de los mejores ingredientes para que disfrutes de cada bocado.

Entre los principales ingredientes para la elaboración de pan podemos destacar algunos básicos como la harina de trigo, el agua, la levadura o la sal. En cualquier caso, en el mercado podremos encontrar una amplia tipología de este alimento. Cada una de las variedades de pan existentes se elabora con  otros ingredientes adicionales a los que ya hemos citado anteriormente. Elegir un tipo de pan en detrimento de otro responderá a una cuestión de gustos, pero también podemos tener en cuenta que cada uno de ellos tendrá beneficios diversos para nuestra salud, lo que también puede desequilibrar la balanza respondiendo a nuestras necesidades específicas.

Conviene destacar que el pan es uno de los alimentos que constituyen la base piramidal de una alimentación equilibrada. Entre sus innumerables beneficios desde EatOut queremos destacar que nos proporciona gran cantidad del aporte de energía diario para afrontar cada día. El mito sobre los efectos adversos de este alimento han aumentado desde que se ha descubierto la celiaquía o intolerancia al gluten (una proteína presente en el grado de los principales cereales que utilizamos en la elaboración del pan). Sin embargo, sólo las personas que padecen este trastorno alimenticio deberían restringir el consumo de pan.

Tipos de pan

Pan Blanco: Es uno de los más frecuentes, el que compone las barras de pan o el pan rústico. Esta opción saludable es muy nutritivo. La opción ideal para reponer energías o calmar el hambre, si bien es cierto que es mucho más apetecible esta variedad elaborada de forma artesanal que el pre-cocido.

Pan integral: La principal diferencia de este tipo de pan contiene harinas integrales, lo que aporta más cantidad de vitaminas, minerales y fibra que el pan blanco. Entre sus virtudes podemos destacar que es muy recomendable para prevenir el cáncer de colon y para mejorar el tránsito intestinal o reducir el colesterol. También es recomendable para las personas diabéticas, ya que ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre.

Pan de centeno: Los cereales que componen este pan contienen menos gluten, lo que le aporta un color más oscuro y una textura más compacta. Su aporte nutricional es menor en cuanto a las proteínas o las grasas, pero incluye más hidratos de carbono y fibra. El ácido linoleico es beneficioso para mejorar la circulación sanguínea y para aquellas personas aquejadas de hipertensión o con dolencias cardiovasculares.

Pan de cristal: Es una de las variedades de moda y no nos extraña, está exquisito y quien lo prueba no puede parar de pedirlo. Este verano lo encontrarás en Pans & Company en sus bocadillos deluxe.      

Estos son algunos de los más frecuentes, pero existen muchos otros como el pan de avena, de maíz, sin sal, con nueces, de molde, etc. En definitiva, un mundo de posibilidades donde puedes elegir la variedad que más te guste.