Restauración en aeropuertos, vital para marcas y viajeros

Durante las próximas semanas tendrán lugar multitud de desplazamientos en los aeropuertos españoles, con motivo de dos fechas señaladas en el calendario: el Puente de la Constitución y las vacaciones de Navidad.

El de diciembre es uno de los puentes con mayor flujo de tráfico de todo el año. Según la DGT, se calcula que el año pasado para esta fecha se dieron 6,7 millones de desplazamientos en España. También durante las fiestas navideñas existe mucha circulación de vehículos por carretera y se da un elevado volumen de viajes en otros medios de transporte como tren y avión. En definitiva, son muchos los que ¡vuelven a casa por Navidad!

Este devenir constante de viajeros implica también uno de los mayores enemigos de los viajes: las horas muertas de espera en aeropuertos o estaciones de tren. Por ello, se hace necesario buscar nuevos entretenimientos que nos hagan no pensar en ese tiempo que tenemos antes de llegar a nuestro destino. Un buen libro, disfrutar de esa serie que nos tiene enganchados a través de nuestra tablet, o juegos en el móvil suelen ser algunas de las actividades más recurrentes. Pero, sin duda, uno de los mejores planes que hacen que nos olvidemos del reloj, mientras llega ese tren o avión, es disfrutar de un buen desayuno, almuerzo, merienda o cena, con el que reponer energía y hacer más llevadera la espera.

Pero la presencia de marcas de restauración en aeropuertos y estaciones no solo es fundamental para los viajeros, sino también para las propias enseñas, debido al enorme potencial con el que cuentan dichos emplazamientos por su elevado tráfico y afluencia de personas. Y es que la facturación de los establecimientos de restauración ubicados en aeropuertos ha crecido notablemente. Así, según el Observatorio Sectorial DBK, este segmento ha experimentado un comportamiento muy positivo, impulsado por el dinamismo del tráfico de pasajeros, tal y como demuestra su cifra de negocio, que se situó en 392 millones de euros, tras crecer un 7,1% en 2017.

El grupo Eat Out cuenta con una división especializada en el negocio de restauración para viajeros, llamada Eat Out Travel, que gestiona 25 marcas en los principales aeropuertos nacionales, estaciones de AVE y ubicaciones singulares. Su objetivo es poner a disposición del viajero las mejores enseñas de restauración, haciendo más amena su espera. Pans&Company, Ribs, Dehesa Santamaría, FrescCo, EAT. y Caffè di Fiore son algunas de las marcas más representativas del grupo.

Estos establecimientos ofrecen el mejor servicio y una amplia gama de productos de calidad, que se ajustan a todas las franjas horarias, por lo que el viajero tendrá a su disposición en cualquier momento del día una variada oferta culinaria, que va desde cafeterías, cervecería y tapas, espacios Grab & Go, con una amplia oferta de sándwiches premiums, restaurantes para poder degustar diferentes estilos de cocina de mercado, tabernas típicas inglesas, pizzerías o restaurantes fast casual, entre otros.

Sin duda, datos que hacen que resulte evidente cómo la presencia de marcas de restauración en lugares como aeropuertos resulta vital tanto para los viajeros como para las propias enseñas de restauración. ¡Buen viaje!