4 técnicas para hacer tu alimentación más saludable

Hoy en día son muchas las personas que han decidido apostar por una alimentación sana y equilibrada, algo que, desde nuestras marcas como la franquicia Pans& Company o FrescCo, tratamos de facilitar a nuestros clientes mediante una oferta más rica en productos sanos, frescos y saludables.

Sin embargo, también somos conscientes de que muchas personas “fracasan” en ese intento por adoptar un estilo de vida y de alimentación más saludable. Es por ello, por lo que nos gustaría aprovechar estas líneas de nuestro blog para compartir unos gestos muy básicos pero muy efectivos a la hora de llevar a cabo esa dieta sana que a muchos se les resiste.

 

La lista de la compra

Es innegable que si comemos mal o alimentos poco saludables es porque los tenemos en casa. Así que el primer paso ha de ser cambiar la lista de la compra. Hay que potenciar por todos los medios la adquisición de productos frescos, evitando en la medida de lo posible aquellos procesados.

En nuestra cesta no pueden faltar bajo ningún concepto una buena selección de frutas y verduras, pero también de hortalizas. Con estos tres grupos de nutrientes conseguiremos gran parte de las vitaminas, minerales y fibras necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

 

Amar la cocina

Suele pasar que si no nos gusta cocinar, terminemos por comer cualquier cosa ya preparada y que sólo hay que calentar, freír o asar. Estos alimentos precocinados suelen contar con más conservantes y más calorías que los preparados en casa. Es aconsejable evitarlos.

Así que trata de disfrutar mientras preparas una receta, cualquiera que sea, aunque estemos ante la más sencilla del mundo. Si no tienes gran destreza, empieza por lo más simple y vete subiendo tu nivel. Ama la cocina y terminarás amando la buena alimentación.

 

Más fibra y menos sal y azúcares

Tras años trabajando con marcas como la franquicia Bocatta o FrescCo, nos hemos dado cuenta de la importancia de limitar la sal o el azúcar en nuestra dieta. En vez de ellos, es conveniente apostar por aquellos alimentos con alto contenido en fibra, un nutriente en ocasiones olvidado. Gracias a ella nuestro organismo funcionará mejor, obteniendo también una sensación de saciedad superior y, por consiguiente, comiendo menos cantidades.

 

Agua, agua y más agua

En último lugar, desde Eatout.es nos gustaría darte la cuarta, última y quizá más importante clave: bebe agua. ¿Cuántas veces habrás escuchado que al día hay que beber tantos vasos de agua? Pese a esa insistencia, es cierto. El agua debería ser nuestra bebida principal y rutinaria, dejando los refrescos o el alcohol para momentos muy puntuales y siempre sin excederse. Con tan sólo adoptar este hábito estaremos consiguiendo una alimentación mucho más saludable.