Tendencias: franquicias de restauración en España

Las franquicias de restauración están en auge y aunque en lo que va de año la rentabilidad de estos negocios continuó con su línea de crecimiento exponencial, no estamos hablando de una noticia nueva. De hecho, las cifras hablan por sí solas, durante el año 2015 este sector facturó más 1.700 millones de euros y generó empleo para casi 72.500 personas. Uno de los factores que ha hecho posible este posicionamiento de los negocios gastronómicos ha sido la apuesta decidida por trabajar con los productos naturales, más saludables y con mucha más calidad, en las cadenas de restaurantes de comida rápida. FrescCo es un buen ejemplo de ello, sus platos basados en la dieta mediterránea son deliciosos y equilibrados.

La consolidación del sector llega de la mano de los restaurantes de comida italiana y dieta mediterránea, que han sabido dar el salto a la esfera internacional. Este sector es el segundo más exportador a nivel nacional, con los grupos de franquicias de restaurantes a la cabeza, abriendo locales en el extranjero. Al menos esto es lo que se desprende del informe La Franquicia en España 2016, elaborado por la Asociación Española de Franquiciadores (AEF). Para la elaboración de este documento se ha desgranado las estadísticas por sectores de actividad, lo que permite analizar la realidad de cada uno de ellos.

Desde EatOut queremos destacar que la hostelería y la restauración siempre han constituido la seña de identidad de los negocios franquiciados. Tal es así, que tres de cada diez nuevos empresarios en este sector apuesta por este modelo como opción donde invertir dinero, una alternativa que cuenta con muchas ventajas respecto a la posibilidad de montar un negocio rentable desde cero. Se trata de un ámbito de actividad muy dinámico, con buena acogida y un importante segmento de mercado en Madrid.

En los últimos años, hemos visto como la inversión inicial para adquirir una franquicia se ha ajustado mucho, aumentando la accesibilidad para los usuarios interesados.  Además, existen muchos subsectores dentro de este campo de actividad, destacando por encima del resto los establecimientos de fast food, de cañas y tapas o de comida sana.

Pero, sin duda, una de las claves del éxito de las franquicias de restaurantes reside en la capacidad de las compañías de adaptarse a los nuevos estilos de vida. Vivimos en una sociedad con jornadas maratonianas, donde 24 horas se nos quedan escasas, y necesitamos una oferta gastronómica a la medida de nuestras necesidades y, también, de nuestro bolsillo.